Entrevista a Carlos Meneses Nebot

30 Mar

Entrevista a Carlos Meneses Nebot

Me concede una entrevista el escritor Carlos Meneses Nebot que ha publicado recientemente ‘Adictos al caos’ (Sloper). Meneses Nebot se introduce narrativamente -a través de esta historia que ya en la contraportada se nos avisa basada en hechos reales- en los arrabales de la mezquindad humana con este dinámico y sorprendente relato en el que es imposible discernir entre realidad y ficción.

Carlos Meneses Nebot

Carlos Meneses Nebot reside en Palma de Mallorca donde trabaja de acomodador de cine además de colaborar en el periódico Última hora. Ha publicado libros de relatos: Vuélate la tapa de los sesos, El sombrero del innombrable, Natalia y otros relatos, El día que murió Amy Winehouse. Además de novelas entre las que destacan: Último asalto, Deltoides, Chop suey de pollo (Finalista del Premio Nuevos Narradores Ópera Prima). No te lamentes tanto, Carlitos, El último trabajo de Germán Cárdenas, Sabor a proteína humana, El cuervo a través del cristal y la reciente ‘Adictos al caos’.

Ginés J. Vera: El ‘clan de los Chungos’ oculta narrativamente hablando a una estirpe gitana mafiosa, narcos y muy peligrosa que actúan impunes gracias a cierta protección policial. Aunque suene retórico, ¿podemos decir que ‘Adictos al caos’ es una novela negra con un gran trasfondo social lleno de mordacidad e inspirada en hechos reales?

Carlos Meneses: Es inevitable que surjan las comparaciones con un clan de narcos muy famoso en la isla. Y también es inevitable que quien haga memoria recuerde una vieja historia muy famosa por estos lares que sucedió a mediados de la década pasada. Una historia tan rimbombante que uno no daba crédito de que hubiera sucedido realmente. Tan llena de personajes metepatas y, consecuentemente, cómica y negra a la vez que me recordaba aunque fuera ligeramente a aquella película que protagonizó Brad Pitt: “Snatch, cerdos y diamantes”.

Ginés J. Vera: Hay un elenco de personajes entre principales y secundarios que daría para varios folios a la hora de preguntar detalles o semejanzas con algunos ‘reales’, reiterando aquello de que esta historia está basada en hecho verídicos. Pero prefiero escoger a dos. Por un lado, Santi, el drogata del poblado gitano de La Lebrija, que es quien va a mover la historia -a fin de cuentas.

Adictos al caos

Carlos Meneses: Santi es un pringado. Un cebo si acaso. Un listo que piensa que se va a salir con la suya cuando de antemano está marcado el fracaso de su hazaña: robar a un clan de narcos. Un tipo que ha jugueteado con las drogas desde su adolescencia y que lleva en la frente escrito que nunca saldrá de ello.

Ginés J. Vera: De otro, la Trini, quizá ocupando de algún modo el centro de la telaraña narrativa.

Carlos Meneses: Trini es un caso diferente. En un mundo de necios, cretinos, bravucones y pendencieros, ella sobresale porque es más inteligente que todos. No quiere decir que no sea agresiva cuando se ha de ser pero sabe interpretar cuándo es el momento adecuado. Por algo es la matriarca del poblado gitano y por algo lleva años reinando.

Ginés J. Vera: Otro de los personajes de ‘Adictos al caos’ es Jorge Juan. Un adicto al gimnasio, un tipo legal antes de respirar a fondo; un matón con principios muy definidos, al menos así lo piensa Gonzalo, otro drogadicto de La Lebrija. Cuéntenos algún guiño que haya colado con este personaje en la novela además de el interés mutuo por el gimnasio (que conste que esto nos lo revela Nadal Suau en el prólogo).

Carlos Meneses: Ya digo que la historia era tan desmesurada que no parecía que pudiera haber sucedido, pero este personaje sí existe, no como lo he dibujado yo que he explotado su imagen culturista y de matón de discoteca. Pero sí hubo un gimnasio en la historia real y sí hubo un tipo que tenía parte de ese gimnasio. Se me antojó atractivo dotarle de músculos y batidos de proteína.

Adictos al caos. Carlos Meneses Nebot. Editorial Sloper.

TALLER DE ESCRITURA Y ENTREVISTAS.GINES J. VERA
TALLER DE ESCRITURA Y ENTREVISTAS.GINES J. VERA

Gines J. Vera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *