DOBLE DESAHUCIO POR ALIDES ANTONIO LONDOÑO OSORIO

11 May
32293408_951725518329391_5854422315760091136_n
La avenida atravesaba rauda,
desde una amplia ventana la vigilaba,
con esa mirada
atenta y un rostro lluvioso
que blandía surcos
con precipitaciones acentuadas.
La joven con maletas de ilusiones,
iba con ojos vívidos
y palpitaciones aceleradas;
prometiéndose no regresar
hasta que alcanzara el lustre
a su nombre
y la estrella de la fama.
La dulce anciana,
Supliendo con fotos guardadas
en los viejos canastos,
la presencia de su hija amada,
lavando los pisos de otros humanos
y los costosos trastos,
bendecía los panes duros y los harapos
que colgaban en los hueso aún duros,
pero dolidos por los calendarios ya raídos,
por los años que habían calado
su pasar en el terráqueo planeta;
leyendo pedazos de muñecas viejas,
contemplando dibujos muy antaños,
abrigó el regreso de su precoz princesa.
Las cartas ansiadas,
se extraviaron quizá en un campo abstracto,
en el buzón de un duende burlón,
o en las letras que un banco comercial
firmó como solidaridad de desahucio
para redundar en su pobreza.
La muchacha, firma autógrafos,
filma escenas para el cine
y sus retratos son portadas
de los comerciales
y revistas del “jet-set” cotidiano
y en un lujoso vecindario,
la princesa vive.
La calle de los solidarios
no cuenta ninguna pisada
de la madre olvidada,
el geriátrico no contiene pista,
ni hospital alguno, proporciona leve huella
de una “vieja abuela”,
que un día con llanto en los ojos,
vio cómo su mejor tesoro,
cruzó el umbral que sin regreso,
la dejó en zozobras, nostalgias
y embelesos…
Además de extrema tristeza y pobreza.
 
 

 

ALAN OSLON (ALIDES ANTONIO LONDOÑO OSORIO)
Cali, Colombia, Sur América

El Club del Ocio – Magazine

2 Replies to “DOBLE DESAHUCIO POR ALIDES ANTONIO LONDOÑO OSORIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *